viernes, 18 de noviembre de 2016


Deslizamientos destruyen casas e incomunican carretera turística Gregorio Luperón.

Santiago.- Los daños dejados en los 60 kilómetros de la carretera turística Gregorio Luperón afectada por los hundimientos y deslizamientos de tierra no mantiene incomunicado el paso desde Santiago hacia Puerto Plata y afectó varias viviendas. Las lluvias registradas en prácticamente dos semanas destruyeron siete casas en el kilómetro 15 de la comunidad Palo Quemado y sus propietarios, todos familia, quedaron a la intemperie.

Las viviendas quedaron sepultadas por la tierra, mientras los afectos buscan entre los escombros para ver su se pudo salvar algún ajuar.

“En esta zona, solo ha venido la prensa y la empresa contratista que le da mantenimiento a la carretera turística Gregorio Luperón, pero ni siquiera la Defensa Civil de Santiago ha venido en nuestro auxilio”, expresa Miguel Andrés Castillo, uno de los desplazados.

Sigfredo Castillo junto a su pequeño hijo, escarbaba con pala y pico entre el lodo, pero no pudo rescatar nada de su casa, que se desplomó con los deslizamientos.

Un caro que estaba aparcado en el lugar también sufrió daños.

En el kilómetro 18 de la comunidad El Pino, los hundimientos y derrumbes amenazan con colapsar la carretera turística, por lo que sus moradores esperan la intervención urgente de las autoridades. En el lugar fueron colocadas cintas como forma de advertir el peligro.

Sin embargo, los mayores daños se registran en la comunidad Tubagua perteneciente a Puerto Plata. El desplome de la carretera mantiene incomunicado el paso hacia las comunidades la U, Camú y la Gran Parada.

También se ven afectadas las comunidades de Yásica y decena de parajes en su trayecto hacia Santiago.

“El Presidente Danilo medina ha venido aquí en dos ocasiones a prometer la construcción esta carretera y resulta que ahora ni siquiera tienen recursos económicos en el presupuesto a pesar de la situación de deterioro en que se encuentra”, refiere Ramón Pavón residente en Tubagua.

Criticó que los distintos gobiernos dejen de enfocarse en el mantenimiento de la vía.

Aunque brigadas del ministerio de Obras Públicas trabajan para habilitar el paso, solo se puede atravesar a pies. Los más afectados, son los productores de leche, que deben pagar a campesinos dela zona para que carguen los tanques desde de una comunidad hacia otra y poder montarlas luego en vehículos.

Las lluvias también han afectado el que retomaran los trabajos de ampliación a cuatro carriles desde el distrito municipal de Maimón hasta Puerto Plata.

Los deslizamientos de tierra también han afectado el túnel de Altamira y dos viviendas corren riesgo de colapsar. También han resultado afectadas por los derrumbes la comunidad Palo Alto, que se mantiene incomunicada, mientras en Santa Lucía del sector Cienfuegos, según el pastor Pablo Ureña, varias casas corren peligro de desplome.

Desde hace dos semanas, equipos pesados y algunos obreros laboran en el tramo comprendido entre el distrito municipal de Maimón hasta Cofresí.

Una parte de la vía fue imprimada y preparada para el proceso de asfaltado.

Los trabajos permanecían paralizados desde principio del pasado año, debido a la tardanza en los pagos y las protestas que mantuvieron algunos camioneros. La ampliación a cuatro carriles de la carretera Navarrete-Puerto Plata es la principal prioridad de los empresarios puertoplateños, unido al pedido de solución definitiva del vertedero.

Durante la inauguración del puerto de cruceros, el gobierno prometió que continuaría los trabajos de construcción y ampliación de la importante vía. Con las lluvias caídas en la región, la comunicación tanto por la carretera que comunica con Navarrete como con la turística Gregorio Luperón, se vio afectada con Santiago.

Reacciones:
Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada