lunes, 12 de septiembre de 2016


Video revela nuevos detalles sobre asesinato de dominicano por policías en El Bronx.

Nueva York.- Un nuevo video de la cámara de seguridad divulgado la semana pasada revela nuevos detalles del asesinato del bodeguero dominicano Reynaldo Cuevas por la Policía en el 2012. El alegato original del agente acusado fue que supuestamente confundió a la víctima con uno de los atracadores, mientras el dominicano corría fuera de la bodega, pero el video muestra al policía arrastrándolo y luego disparándole. A pesar de las evidencias, el entonces fiscal de El Bronx se negó a procesar al agente Ramsyh Bangali por el cargo de asesinato.

La madre de Cuevas interpuso una demanda civil reclamando $25 millones de dólares por la muerte del bodeguero. El abogado que representa a la familia de Cuevas, Stanfford Rubeinstein, un especialista en derechos constitucionales, dijo que el video evidencia que la muerte del dominicano fue un asesinato alevoso que se muestra claramente en el video.

La bodega está situada en la intersección de la avenida Franklin y la calle 169 y la cámara captó el momento en el que el cuerpo del dominicano es arrastrado fuera del negocio, lo que sugiere que fue asesinado en el interior y no cuando corría de la bodega, como alega el policía.

La semana pasada se llevó a cabo una vigilia en la zona donde Cuevas fue ultimado por el agente, en la que participaron familiares y comunitarios.

Mientras la familia de Cuevas sigue esperando respuestas cuatro años después de que fue muerto a tiros por el agente, el mismo vídeo muestra lo que parece ser una total indiferencia por la vida de la víctima.

El entonces comisionado de Policía Raymond Kelly dijo que los oficiales en la escena aplicaron los primeros auxilios a Cuevas “inmediatamente” después de los disparos.

Pero el vídeo muestra al agente Bangali arrastrando a Cuevas lejos de la entrada de la bodega, con los verdaderos sospechosos todavía en el interior.

“Después de una investigación, la policía de Nueva York dictaminó que las acciones del oficial fueron justificadas, ya que trágicamente confundió al señor Cuevas con uno de los ladrones armados,“ dijo en su momento el departamento legal de la ciudad en un comunicado.

Los atracadores de la bodega, Ernesto Delgado, de 35 años, y Orlando Ramos, de 31 fueron condenados a 13 y 17 años de prisión, respectivamente, después de declararse culpables del robo.

Reacciones:
Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada