lunes, 1 de agosto de 2016


Se le extravió “El Gran Soberano” a Fefita La Grande.

El pasado sábado la merenguera típica Fefita La Grande vivió momentos de infarto, cuando en medio de una fiesta en El Tina Lounge, del Alto Manhattan, perdió su inseparable estatuilla del Gran Soberano. Y no era para menos. Después de esperar por el gran premio que entrega la Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte), y hasta pedirlo de rodillas en un programa de televisión, La Vieja Fefa, casi pierde la razón, soltó su amado acordeón y amenazó con desnudarse si no aparecía su Soberano. 

Un descuido de su equipo de trabajo provocó la pérdida del premio y después de finalizar la fiesta Fefita se percató de la situación. “No me voy para el hotel hasta que no aparezca mi “Gran Soberano”, se le escuchó decir. 

De inmediato Eladio Castro, coordinador de los eventos de El Tina, ofreció una recompensa económica que motivó a que todos los presentes iniciaran una exhaustiva búsqueda de la estatuilla que se prolongó por más de media hora. 

“Y cómo me presento en mi pueblo Santiago Rodríguez el próximo miércoles sin mi Gran Soberano, yo de aquí no me voy”, era la frase monotemática de Fefita a medida que pasaba el tiempo. 

Finalmente apareció el premio, el que al parecer fue tomado por un fanático “borracho” que aprovechó el descuido y quiso jugarle una broma de mal gusto a “La Vieja Fefa” o tal vez después de esconderlo no pudo volver a buscarlo por el reperpero que se creó en ese frecuentado centro de diversión.

Reacciones:
Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada